El marketing tradicional o “outbound” cada día se convierte en una estrategia menos efectiva, para conectar con los clientes de la actualidad.

Ya nadie quiere, en absoluto, largas filas de mails no deseados en su spam, están hartos de los miles de comerciales invasivos en t.v. y radio y, claro, olvídate de ir puerta a puerta porque es bastante molesto.

Según HubSpot, día a día, una persona promedio es inundada por 2,000 interrupciones de outbound marketing.

Como consecuencia, los métodos para evitar este tipo de acciones, se han desarrollado cientos de herramientas para bloquear las interrupciones como:

Identificador de llamadas, filtros de spam, Netflix (en lugar de cine y sus anuncios de 20 minutos previos a la función) o, simplemente, cambian de canal porque no les interesa.

Las compañías que continúan con los métodos outbound como su principal bandera, están gastando tiempo y dinero en acciones que terminan en el cesto de basura, comerciales no vistos o no escuchados, mails spam nunca abiertos, etc.

Y seamos sinceros, nadie está obteniendo beneficios de este tipo de prácticas que empujan al cliente a consumir información que no quiere o no necesita.

El Inbound marketing, a raíz de esto, genera un acercamiento diferente.

El proceso comienza con la intención de atraer extraños al sitio web de la compañía a través de contenido relevante para tus prospectos y, posteriormente, se busca convertirlos en leads y, por último, en clientes/promotores.

La diferencias entre los dos métodos son muchas. y elegir la opción correcta puede ser la diferencia entre el éxito o fracaso de tu estrategia de publicidad.

Además, puede significar un gasto perdido si no entiendes cuál de las dos funcionará para tu negocio.

Para que tomes una decisión acertada, te dejo 4 razones para elegir el Inbound marketing como el mejor aliado para potenciar tus resultados y llevar a tu empresa al sitio que merece.

1.- El marketing tradicional (outbound) está enfocado en la compañía, mientras que el Inbound marketing se enfocan en tus consumidores.

Sí, en el marketing tradicional, todo gira en torno a tu compañía forzando las interacciones con sus prospectos y fijando la venta a toda costa sin saber si el cliente está listo para efectuar una compra o, siquiera, conocer sus necesidades más básicas.

Así, el outbound pone su foco en todos y utiliza sus estrategias esperando que alguien haga caso a alguna oferta.

Es por esto que el outbound únicamente alcanza una tasa de venta del 1.7%.

El Inbound, a diferencia, se enfoca en transformar a extraños en visitantes; posteriormente en leads calificados y, por último, aprovechar el momento clave para convertirlos en clientes.

Así funciona el Inbound: cuando un consumidor busca una respuesta a los problemas de su compañía, y aún no se decide por su mejor opción, el Inbound marketing se encarga de guiarlo a su mejor opción (tu oferta).

Este proceso toma tiempo, cierto, pero es mucho más efectivo que las técnicas outbound.

Así, los visitantes que encuentran tu compañía en búsquedas orgánicas en línea tiene un 14.6% de tasa de venta (un número muy por encima de la tasa de outbound marketing).

2) El marketing tradicional interrumpe la vida de las personas, el Inbound marketing les hace la vida más fácil y les ayuda a resolver sus problemas.

Cuando la estrategia de publicidad de un negocio es presentar información a los consumidores, sin importar si están buscando esos productos o servicios, se le conoce normalmente como marketing de interrupción.

Es así como el marketing tradicional funciona, pero, desafortunadamente, estos métodos son excesivos y mal enfocados.

Seamos sinceros, ¿quién quiere escuchar la oferta especial de cortadoras de pasto durante la hora que dura tu programa de t.v. favorito?

La verdad es esta: tus prospectos prefieren ver su show (yo también lo haría).

Pregúntate también: ¿Cuántas de las personas a las que llegaste tiene patio con pasto o viven en un departamento?

El acercamiento del Inbound es diferente.

Manejemos el mismo ejemplo de la cortadora de cesped.

A través de una estrategia de Inbound marketing podrás utilizar contenido clave para impactar de forma correcta a tus clientes en el momento adecuado.

Por ejemplo, podrías tener un contenidos que dijera “5 momentos para comprar una cortadora de césped y ahorrar dinero”.

De esta forma, lograrás atraer a los prospectos adecuados, ya que son ellos los que buscan una solución (que tú tienes) y no eres tú forzando información innecesaria.

Al enfocarte mejor en tu público y sus necesidades, también podrás reducir los costos de tus esfuerzos publicitario.

3) El Inbound marketing es interactivo.

Un anuncio tradicional le dice al consumidor únicamente lo que la compañía quiere, lo que podría o no ser lo que su audiencia necesita escuchar.

A diferencia del outbound, el Inbound te permite tener una comunicación directa con tus consumidores, así puedes tomar en cuenta la información que necesitan.

Los blogs especializados y tus post en redes sociales permiten generar diferentes canales de comunicación con tu audiencia.

Así puede mantener frescas y constantes las comunicaciones con ellos.

Un estudio elaborado por Forbes destaca que el 62% de los millennials que se enganchan con las marcas a través de sus redes sociales tienen mayores probabilidades de convertirse en un consumidor leal a su marca predilecta.

Dentro de este grupo, también se hace notar que únicamente el 1% tiene confianza en una marca o producto que conocieron a través de anuncios outbound.

Como te dije, la marea ha cambiado, los clientes quieres interactuar con las compañía y no únicamente ser un objeto de venta.

4) El marketing tradicional puede tener resultados rápido, pero el proceso Inbound obtiene los mejores.

A pesar de todos los aspectos negativos que existen en el outbound, puede funcionar bien para atraer un cierto número de personas.

Por ejemplo, si lanzas un anuncio de radio referente a un concierto en la ciudad tu ROI se determinará con las ventas el día del evento.

El Inbound, a diferencia, es un proceso un poco más lento. Los buscadores como Google toma un tiempo para escalar tus nuevos contenidos y sitio web, pero autoridad no dejará de aumentar con el tiempo.

Es cierto, tomará tiempo atraer a tus nuevos seguidores.

Pero, a diferencia del outbound, en Inbound se trata de calidad y no cantidad.

Generando leads calificados te asegurarás de conectar con las personas indicadas e interesadas en tus productos, marca o compañía.

Y tú, ¿ya sabes qué le conviene más a tu empresa?

¿Por qué no agendas una cita con nosotros y descubres cómo el Inbound puede potenciar las ventas de tu compañía?

Fecha de publicación: Abril 9, 2019, actualizado: Abril 9, 2019